rso más al final del Proyecto de Atención a Menores en Expulsión (PAMEX). Un proyecto que se iniciaba allá por el curso 2010-11, hace ahora 14 cursos escolares, donde hemos podido atender a más de 1.300 menores.

En este tiempo, este proyecto nos ha venido demostrando que estamos ante una realidad que va mucho más allá de la mera “expulsión”, con problemáticas multicausales que requieren una diferente gama de recursos poniendo de manera efectiva el interés del menor en primer lugar.

El equipo de Asociación Cívica para la Prevención está muy orgulloso de las evaluaciones realizadas en este tiempo, tanto por los mismos chicos y chicas participantes, como por los centros y familias, ya que alcanza cotas muy altas. A la vez que hemos podido desarrollar metodologías de intervención innovadoras, ante una problemática de la que poco se habla pero que afecta a miles de menores todos los años. Una necesidad, la de intervenir con estos menores, que se viene planteando en los diagnósticos sociales que se realizan cuando se abordan las problemáticas actuales.

Por último, no podemos olvidarnos de la participación y el compromiso de los centros escolares de Málaga que año tras años vienen colaborando, a la vez que el Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Derechos Sociales, que viene apostando por este proyecto.

Gracias a todas las personas que lo hacen posible. Ahora nos toca seguir evaluando y preparando el contenido del próximo curso.